jueves, 28 de mayo de 2009

UNA VEZ MAS SOBRE LA CREACIÓN DE LOS HOMBRES.

Quizá todo pudo haber sucedido de otra manera, pero cuenta el libro que hay viejos que lo narran así; "Dicen los mitos que primero apareció el Sol, la Luna y una enorme cantidad de estrellas", luego nació la tierra, sobre el cielo azul y unas blancas y esponjadas nubes, y que estas daban agua a la tierra, en la tierra sólo existían mares lagos y ríos en ellos una gran variedad de peces y sobre estos volaban un sinfín de aves, en los bosques habitaban animales de distintas especies, el mito narra que los Dioses se preguntaban que algo faltaba en la tierra algo que le diera cultivo a las tierras y el que les brindara sacrificios y sufrimiento a los Dioses.


Pues bien así empieza la historia de la creación del hombre y los valores que nos dejaron, Quetzalcóatl, "Dios creador del hombre", partió hacia el reino del más allá para pedir los huesos de la vida al Dios de la muerte Mictlantecuhtli. Al llegar frente a él le pide los huesos de la vida, este le ofreció que la tierra se tenia que poblar para que alguien sufriera y les agradeciera el haberles dado la vida.


Mictlantecuhtli lo pensó y estuvo de acuerdo solo le pidió que le soplara en su caracol y que le danzara tres veces alrededor de su trono Quetzalcóatl obedeció, pero el Dios de la muerte le preparo una trampa para despojarlo de los huesos de la vida, Quetzalcóatl encontró a la Diosa Quilaztlí, con la ayuda de esta Diosa trituro los huesos hasta convertirlo en un fino polvo lo vertió en una fuente le agrego unas gotas de sangre y obtuvo una masa vivificante de los huesos, y así con esta moldeo a los seres humanos.



Por lo tanto así empezó el mito de la vida y la creación del hombre, este mito nos revela que el hombre esta regido por un Dios para agradecerle por su creación, La creación del hombre llevo a los Dioses a utilizarlos con fines de sacrificio. Continúo la vida de los humanos hasta que revivieron y ocuparon su lugar en la tierra.
“Y a pesar de todo el deseo de Mictlantecuhtli se cumple y Quetzalcóatl va al mundo de los muertos para llevarse los huesos de la vida”. Y así cuando el hombre muere su cuerpo es enterrado y los huesos de la vida regresan con su amo al reino de los muertos.

Oldrich Kaspar, Cuentos mitos y Leyendas del México Antiguo, editorial Trillas, pág., 45.


NACIMIENTO DE LA GENTE.

Nace el Sol. Este mito relata la larga peregrinación que hace el Sol diariamente sobre el cielo, y en la noche lo continua la Luna, pues así siguió por muchos años la tierra en completo orden, los arboles reverdecían, el aire se impregnaba del aroma de las flores, los lagos y ríos bullían por su gran variedad de peces, las aves alegrando el cielo azul.

Recogiendo lo más importante se habla que los Dioses se sentían sensibles pues nadie los reconocía y nada de lo creado tendría una renovación pues nadie conseguiría cambiarlo. Y así los Dioses satisficieron su alucinación el crear a un hombre que todo modificara que fuera feliz con las creaciones que ya existían.


Da inicio la invención del hombre, el Dios Tláloc, inventa al hombre de barro con sólo un puñado, lo diseño panzón y delgado se arrastro y en el primer charco se desintegro se convirtió en lodo.



Le continua el Dios Xipe Tópec, creo al hombre de arcilla corto ramas tallo y tallo hasta que les dio forma de marionetas, todos tenían brazos, piernas, ojos, nariz, boca, oídos diseñados casi a la perfección. “Sin embargo los hombres de madera se comportaban como marionetas, una sonrisa nunca les ilumina su rostro, nunca hay brillo en sus ojos y nadie nunca los ve derramar una sola lágrima, lo que es peor se apaleaban, y a los perros brutalmente los golpeaban y no los alimentaban, pues no tenían sentimientos, no les importaban las cosas, por lo tanto ellos mismos se liquidaron aventándose al fuego para eliminar el mal comportamiento de estos hombres.


Tezcatlipoca crea a los hombres de oro, el decía que eran más bonitos y valiosos, “que la vida de los hombres valía por lo que eran”, Aquí inicia el invento del hombre de oro, sus ojos eran de piedras preciosas un par de esmeraldas. Tezcatlipoca, los tuvo bajo su mano, todos se servían pero el les temía, los hombres de oro se aprovechaban y tomaban lo que se les antojaba, al observarlos Tezcatlipoca que su valor los hacia valientes y abusaban de las personas despojándolas de sus pertenencias, se resigno agachando la cabeza y aceptando que su creación no había sido correcta.


Finalmente intervino Quetzalcóatl, gritándole a Tezcatlipoca diciéndole que el mundo estaba harto de sus vividores y que no movían un solo dedo para obtener algo para ellos mismos sin quitarles sus cosas a las demás personas. Y así este mito nos refleja que el valor del hombre debe ser igual que el de los demás y que no debe abusar por lo que es ni por lo que tiene y que todos los hombres deben valerse por si mismos.



Quetzalcóatl enfurecido por los errores de los Dioses, decidió crear a ese tipo de hombre con el que soñaba un hombre con valores, que aprecie la vida como un valioso regalo, que sepa agradecer a su creador y que se ennoblezca con su propio trabajo.
Quetzalcóatl creo al hombre de maíz blanco y amarillo, y con su propia sangre, entonces al poco tiempo nació el nuevo hombre, ese ser al que Quetzalcóatl le dio vida y desde entonces en el mundo viven los hombres de su sangre, los indios mexicanos, que por agradecimiento deben cultivar las tierras, dando maíz, jitomate, y dedicándose a la pesca para seguir dando vida a más hombres. En pocas palabras cuando el hombre tiene problemas y no puede solucionarlos va en busca de su creador.

REFERENCIA

Oldrich Kaspar, Cuentos mitos y Leyendas del México Antiguo, editorial Trillas, pág., 46.
Este publicación trata del origen del hombre y de la creación del universo y de todos los acontecimientos del mundo, de los seres sobrenaturales que dieron paso a la creación del mundo, pues estas historias han cambiado la perspectiva del origen de la vida. Las familias en estos tiempos han cambiado y sólo siguen las costumbres de los antepasados porque la creación del mundo partió de un origen para dar vida a plantas y animales, que han transcurrido en nuestra vida.



ARTE, SÍMBOLO Y MITO EN LAS CULTURAS TRADICIONALES:

"La cultura es un juego de símbolos, una simbólica de la que participa no sólo el cuerpo social, o individual, sino que constituye además el origen del pensamiento, las estructuras e imágenes de los procesos mentales de la tribu, o la persona. Por lo tanto toda cultura histórica es "mítica" necesariamente en sus orígenes."

Este libro expresa una realidad de como se relaciona el mito con la cultura y lo simbólico que puede ser, se deriva que El mito es una fuente transmisora de saberes y conocimiento, por la veneración popular que siempre lo acompaña, de otra manera se considera que el mito es un elemento que utilizan acción, pues estos elementos pueden ser sonoros, visuales, gestuales o simbólicos. Hay tres expresiones del hombre que le dan vida al mito, como son la palabra la forma y el gesto, estos son primordiales para los pueblos tradicionales, pues se piensa que los mitos expresan toda la verdad para las culturas tradicionales, y así constituyen la realidad, como es y ha sido el caso del pueblo maya en las distintas formas en que se ha expresado su cultura.

La sociedad tradicional como lo fue la civilización maya es que en esta todo se consideraba simbólico, cualquier acción y aun cualquier pensamiento eran significativos y mágicos, pues todo resulto trascendental, ya que sucede en distintos planos de la realidad.
El creador de todas estas estructuras culturales, hacen de las cosas un ejecutor de obra, el hombre verdadero, (halach uinic) el jefe, aquél que produce las cosas o gobierna con arte. Esto es válido para las ceremonias tradicionales y para la arquitectura y las artes plásticas, lo es también para todo lo referido a la palabra, portadora de la enseñanza y la tradición.
El conocimiento metafísico y cosmogónico se traduce en mitos y símbolos, que, como ya lo eh afirmado son los que inspiran y regulan al ser en el mundo.


Vemos entonces que el mito es el paradigma cultural y que el rito y el arte son una actividad diaria –que por cierto no excluyen al pensamiento– y las ceremonias mágico–religiosas, se encargan de regenerarlo constantemente. Por lo que el mito representa una cultura para la vida cotidiana, igualmente abarcan lo social y lo económico, lo mismo se observa en sus ceremonias (aun cuando éstas sean "fiestas" y no sólo actos litúrgicos), en relación al orden simbólico se estructura en gestos, cantos, bailes, colores y objetos.

En tanto que el mito en la actualidad representa potencias esenciales en la humanidad, "Por eso es que los protagonistas de los mitos mayas (y del mito en general) son seres fabulosos, dioses o entidades sobrenaturales, personajes heroicos, o animales, en contraposición con la horizontalidad de la vida diaria, creando así una posibilidad de ruptura, vertical, con las condiciones propias de la existencia, invertidos en relación con el misterio original."


De hecho, pareciera ser que esta civilización aun alcanzado su máximo esplendor continua siendo lo que en muchos aspectos hoy se entiende por "primitiva"; en esto tampoco se han diferenciado, al contrario, la decadencia puede advertirse en expresiones que son tomadas erróneamente por "culturales" y que en la actualidad han desembocado en absurdos como la falsa erudición.

PRINCESA IXQUIC
Antes del hombre de maíz,
fue el de madera,
antes aún, el hombre fue de tierra;
pero todavía más lejos en el tiempo,
cuando en Xibalbá los doce señores gobernaban,
la hija de Cuchumaquic,
la virgen princesa Ixquicconcibió por el amor a una calavera,
que se dejó sentir en un chisguete,
a Hunahpú y a Ixbalanqué,
que con el tiempo brindarán a los de Uleula reverberante luz del día y la luz amarillenta de la noche.
Por el multiplicante prodigio de la milpa,
la vieja adivina la aceptó de nuera,
Cuando escapó de Xibalbá por el perdón de los cuatro señores Tecolotes,
que cambiaron con amoroso fraude,
su corazón por el copal,
que exhalaba fragancias seductoras,
Cuando con tres dedos levantado,
el cuajarón chorreando sangre fue puesto sobre el fuego.
Uleu era la tierra,
Xibalbá el inframundo.
La princesa Ixquichija de uno de los doce,
sin conocer varón concibió gemelos como Rea la romana.
¡Señores Tecolotes,
los cuatro Ahauab Tucurque creyeron la versión de la princesa virgen,
recibande Caculhá Huracán,
de Chipi Caculhá,
y de Raxa Caculhábendiciones.
Ahora ella en Uleuhace la milpa y cuida de sus hijos,
que vencerán con astucias a los doce señores de Xibalbá;
y que a Hun Batz y a Hun Chovencastigarán porque se ensobercieron;
y viajarán con los cuatrocientos muchachos,
en estrellas convertidos,
a alumbrar de amarillo las horas de la noche uno,
y los caminos albos del día caluroso,
el otro.
REFERENCIA FUENTE INTERNET, WWW.diosesmayasysusmitos.com/

FEDERICO GONZALEZ LA CIVILIZACION MAYA
LA PRINCESA IXQUIC REINALDO BUSTILLO CUEVAS
Así empieza esta fuente habando sobre el origen de la vida y la creacion de todas las cosas y lo mas importante la llegada del primer hombre, pues toda esta informacion acerca de los dioses y la utilizacion de sus poderes que fue sacrificar al hombre para que despues le agradeciera lo que habia echo por él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada